miércoles, 24 de noviembre de 2010

¿CUAL ES EL FUTURO DE NUESTRA SEMANA SANTA?

          Es cierto que los cofrades nos preguntamos de una forma constante por el futuro de nuestra Semana Santa. La respuesta está, desde luego en su mayor parte, en quien hace en este caso la pregunta, el futuro de la Semana Santa está en manos de cofrades, y en primer lugar son estos, es decir nosotros mismos, quienes debemos interrogarnos sobre lo que creemos que es la Semana Santa de Ayamonte, y sobre lo que queremos que sea. Existen a mi modo de ver tres respuestas posibles, dos de ellas externas y una que creo más equilibrada y con posibilidades de salir adelante.

          La primera es la que nos dan quienes piensan que en Ayamonte la Semana Santa, tal y como hoy se vive es un fenómeno cultural, folclórico y popular, y digno por estos valores de ser conservado, ésta es la respuesta que posiblemente nos darían muchos de los políticos actuales que con tanto entusiasmo apagan a veces el fenómeno cofrade y quizás también algunos cofrades de los que forman parte de Juntas de Gobierno.


          La segunda respuesta es de signo contrario,hay quien opina que el único futuro que tienen las Hermandades y Cofradías de Semana santa está en abandonar cuanto tiene de material, olvidar la tradición cofrade que hay y reconducir la forma de vida de las hermandades a una vida apostólica, de práctica equitativa y lejana de toda parafernalia cofrade que debe, según algunos, desaparecer.

sábado, 13 de noviembre de 2010

LA SEMANA SANTA

          La historia de la celebración de Semana Santa se remonta a tiempos de los cristianos primitivos, quienes designaron ritos solemnes y sagrados para esos días por la importancia de la fecha y su significado.

          Los primeros cristianos, judíos y gentiles, eran ciertamente conscientes del calendario hebreo.El historiador eclesiástico Sócrates Escolástico (380 d.c.) atribuye la celebración de la Semana Santa por la Iglesia a la perpetuación de su  costumbre, "así como muchas otras costumbres se han establecido", afirmando que ni Jesús ni sus apóstoles se dirigieron al mantenimiento de esta o cualquier otra celebración. Sin embargo, cuando se lee en su contexto, esto no es un rechazo o denigración de la celebración.

         Fue en el Concílio de Nicea en el año 325 donde se indicaron las pautas formales para la conmemoración de esta fecha religiosa y siglos después Dionisio en el año 525 convenció a las iglesia Católicas Cristianas esparcidas por el mundo que celebrasen dicha fiesta, siguiendo el cálculo del calendario alejandrino y no el calendario judío, que tenía otra medición que no hacía concordar  las fechas de las distintas Iglesias en esta fecha.

                 Esta tradición religiosa, fue traída en 1585 a la Nueva España por los sacerdotes carmelitas.

             Esta Conmemoración Religiosa, evoca cada año, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Empieza por lo general, con el Domingo de Ramos, aunque en varios sitios su celebración se inicia el viernes anterior, conocido como Viernes de Dolores, cuando se recuerda el dolor que sufrió la Virgen María por la muerte de su Hijo.

sábado, 6 de noviembre de 2010

RESURRECCION

José de Arimatea a Pilato pidió,

el cuerpo inerte del crucificado,

Nicodemo, en lienzos y aromas lo envolvió,

y en sepulcro nuevo, fue depositado.

Una inmensa piedra la puerta cubría

soldados armados cuidaban la entrada,

complaciendo gritos de humana jauría,

pensaban alegres tarea terminada.



Al tercer día María Magdalena,

caminó al sepulcro, era la alborada,

¡Sorpresa! La piedra sacada de escena,

los liensos al piso, Jesús ya no estaba.

Aprisa llevó la noticia a Simón Pedro,

corrieron y entraron al Sepulcro Santo,

un sudario aparte, puesto sobre un cedro,

era el que cubria el rostro en quebranto.



María Magdalena, afuera, con llanto sincero,

extrañada, tremulante, dos ángeles vio,

divisó a Jesús, no reconoció de Dios el Cordero

la voz del Divino Maestro, ella escuchó:

¿--Mujer, a quién buscas?--¿ Mujer, por qué lloras?—

María ignorante, no entiende, reclama al hortelano,

Jesús llama: ¡María!, ella alarmada contesta sonora:

¡MAESTRO!, y Él le pide, aún, no usara sus manos.



A los discípulos Jesús se presenta apacible :

--“recibid todos el espíritu santo”---

Tomás el “Didimo”, ausente, reclama increíble,

Quiere ver, no cree en el divino encanto.

---Mira mis manos, pon tus dedos en mi costado—

a Tomás le advierte en segunda intención,

el Santo al hacerlo grita emocionado:

---“Ahora si creo en la “RESURRECCION”.



--¡ Tomás, Porque me has visto creiste!

¡Bienaventurados los que no ven y creen! Amén.


Ramón Norniella Arán

martes, 2 de noviembre de 2010

RECORTES DE PRENSA

          Subimos al blog algunos recortes de prensa en los que nuestra Hermandad adquiere protagonismo.


lunes, 1 de noviembre de 2010

EN HONOR A LOS FIELES DIFUNTOS

          En honor a nuestros Fieles Difuntos, nuestra Titular Mª Stma. de la Victoria, es vestida de negro por sus Camarístas, guardando un respetuoso luto por su eterno descanso.

                         "Una flor sobre su tumba se marchita, una lágrima sobre
                    su recuerdo se evapora. Una oración por su alma , la recibe Dios."
                                                   
                                                     -San Agustín
          
          Mostramos algunas fotos cedidas por nuestro colaborador Jacinto Díaz Macías.


"Yo soy la resurrección. El que crea en mí, aunque muera vivirá..."(Jn 11)