miércoles, 6 de abril de 2011

HOY CHARLAMOS CON ALVARO ARENAS BARROSO

Costalero paso Jesús Resucitado.


Alvaro nace en Huelva el día 1 de Julio de 1989. Pertenece a la cuadrilla de costaleros de Jesús Resucitado desde el año 2008. Además, es miembro de la Junta de Gobierno de la Hermandad del Viernes Santo de las Angustias y costalero del paso del Descendimiento de dicha Hermandad. 

Proviene de una familia cofrade. Su padre, Manuel Arenas de la Rosa, perteneció a la Junta de Gobierno del Viernes Santo siendo vocal, costalero y contraguía del Descendimiento y contraguía del Mayor Dolor. También su tío, Juan José Arenas de la Rosa, ha sido vice-mayordomo, costalero, contraguía y capataz del Mayor Dolor. 

A Alvaro podemos verlo durante cualquier día del año  haciendo alguna actividad de su Hermandad, como por ejemplo, ayudar en la secretaría llevando al día los datos del ordenador y l de los hermanos de la Hermandad. Ya una vez metidos en Semana Santa colabora en el montaje del paso de Descendimiento, entre otras cosas. 

Amigo Alvaro, 

Zulema: - ¿Cómo entraste en el mundo de la Semana Santa? 

Alvaro: -En mi caso no hubo un primer contacto, ni un momento en el que pueda decir que entrase en el mundo de la Semana Santa porque cuando nací, la Semana Santa ya andaba por casa. 

Recuerdo desde muy pequeño estar por el medio cuando se montaban los pasos, la caseta, etc; intentando  ayudar a mi padre, mi tío y otros compañeros suyos de la Junta de Gobierno de la que Clemente Montagut fuera el Hermano Mayor por aquel entonces. 

Empecé vistiéndome de penitente en la cofradía y después, con 12 o 13 años, empecé a colaborar con la Junta de Gobierno de Luis Enrique y, después, de Lucho. Hice buenas amistades que hicieron y hacen crecer mi afición por este mundillo, entrado a formar parte de la Junta de Gobierno en Diciembre de 2007 hasta hoy. 

Z: - ¿Qué significa para ti la Hermandad del Viernes Santo de las Angustias? 

A: -Esta pregunta es muy difícil de contestar entre otras cosas porque no me considero tener el manejo de la escritura para poder describir fielmente lo que me preguntas. ¿Qué significa para mí? Pues es algo que forma parte de mí y como tal le tengo cariño. Es el primer contacto que tuve con lo que significa tener responsabilidad, me enseñó a escuchar a todo el mundo, a tomar decisiones, a saber aprender de los errores, en definitiva, contribuyó en mi educación de una manera muy importante. 


También me ha permitido conocer a personas que han dejado huella y a las que aprecio muchísimo. 

Z: - ¿Cuál es tu cometido en tu Hermandad? 

A:-En la Junta de Gobierno soy vocal; pero mis cometidos habituales son llevar los datos de los Hermanos ayudando en la Secretaría en temas informáticos y, aunque suelo colaborar en el montaje de los tres pasos, me encargo de montar completamente el paso de misterio. Lógicamente también estoy involucrado en todas las actividades económicas, de culto, etc, que realice la Hermandad. 

Z: - ¿Qué actividad es la que te gusta más a la hora de preparar los pasos? 

A: -Sin duda poner las flores del Descendimiento, es una parte del montaje en la que colaboran Hermanos muy jóvenes que no suelen faltar y me gusta el ambiente que se crea. Algunos de estos hermanos son Ilde Flores y Pruden Ceada que son los más jóvenes y los primeros en llegar todos los años. 

A todo esto, a ese día, se le une los nervios que van entrando poco a poco viendo cómo se acerca el día más esperado del año por todos los que allí nos encontramos.

Z: - ¿Cuál fue tu primer año debajo de una trabajadera y qué sentiste? 

A: -Fue en 2.007 y me estrené ni más ni menos que en el Descendimiento. ¿Qué sentí? Tres cosas: miedo por falta de experiencia, respeto por lo que llevaba encima y nervios que suele ser habitual en mí todos los Viernes Santo. Además el año anterior, 2006, no salimos a causa de la lluvia y las ganas de salir se multiplicaban por dos. 

Esa Semana Santa fue muy especial para mí, no sólo por mi estreno como costalero, sino por la pérdida de dos Hermanos y amigos como lo fueron Pepe Gorito, y Diego que falleció siendo el Vice-Mayordomo de la Hermandad y, ese año al arriar el paso en la última “chicotá”, se unieron la ilusión con la tristeza. 

Z: - Desde el año 2008 hasta hoy han pasado tres años, ¿cuál es tu balance en esta Hermandad de La Resurrección? 

A: -En 2008 era el segundo año de Juan Carlos y Alejandro al frente del paso, y la cuadrilla se estaba construyendo y lo sigue estando pero, lógicamente, desde el 2008 hasta hoy la cuadrilla ha evolucionado en cuanto a número y técnica. 

La cantidad obviamente es importante en un paso pero la técnica dice mucho de una cuadrilla y más en casos como estos, en los que la cuadrilla sirve a modo de cantera de costaleros que se inician en este mundillo; y es que si se maltrata a un costalero (que es muy fácil hacerlo) es muy posible que ocurra dos cosas, la primera es que pierdas a ese costalero y/o la segunda es que se corra la voz, sobre todo entre padres e hijos, de que cargar es “matarse” y esto perjudica seriamente al mundo del costalero. 

Creo que los capataces de este paso tienen muy claro el verdadero significado de cuidar al costalero, que no hay mejor forma de hacerlo que es enseñándolos. Creo que es lo que hay que destacar de todo el tiempo que llevo formando parte de la cuadrilla. 

Z: - ¿Que te movió a empezar a cargar en el paso de Jesús Resucitado? 

A: -Pues empezó todo como un favor que me pidió Alejandro y aunque, afortunadamente, cada vez la cuadrilla está más completa sigo porque me siento muy a gusto en ella. Un detalle a añadir es ver como en este paso la mayoría de la gente ve el ensayo como algo con lo que se disfruta y no como una obligación, como estamos acostumbrados. 

Z: -¿Qué es lo que más te gusta, en general, de la Semana Santa ayamontina? ¿Y lo que menos? 

A: -Me gusta, cuando llega cuaresma, pasar por un rincón y percibir el olor del incienso. Las tardes de montaje en el que la Iglesia de las Angustias se convierte en un verdadero centro de trabajo y que es, en definitiva, una convivencia magnifica a consecuencia de la Semana Santa. Me quedo con los pequeños detalles, que para mí son los que realmente componen la Semana Santa. 

¿Lo que menos? Pues hay varias cosas. No me gusta nada ver aquellas personas que se hacen cargo de un paso sin tener la preparación suficiente; porque, a mi modo de ver, se olvidan de que lo que llevan ahí debajo son personas y, a veces, muy jóvenes. Otra cosa es el fanatismo que tienen algunas personas, que les impide ver más allá de sus narices evitando que esto evolucione en muchas cosas. 

Z: -¿Un rincón para ver  pasar las Hermandades? 

A: -En los últimos años me toca salirme del paso del Descendimiento en la calle Huelva y ver esta cofradía, con el carácter que tiene, en ese sitio es impresionante. Además, es evidente que es una calle fundamental en los itinerarios de la mayoría de Hermandades, y es muy agradecida con todas ellas dándole un punto de recogimiento a los cortejos. 

Z: -¿Una marcha de palio? 

A: -Amargura. 

 Z: -¿Una marcha de Cristo? 

A: -Mi Cristo de Bronce. 

Z: -¿Una banda de palio? 

A: -Oliva de Salteras. 

Z: -¿Una banda de Cristo? 

A: -Agrupación Musical La Pasión, de Linares (Jaén). 

Z: -Por último, expresa lo que quieras. 

A: -Espero que esta Hermandad siga dando frutos como los que estamos viendo en los últimos años. Estar dentro de una junta de Gobierno es muy complicado, os deseo todo lo mejor para que llevéis a la Hermandad por buen camino. 

Felicitar al responsable de la web y a los que la enriquecen en su contenido. 

La juventud, que en tantos factores es criticada, se está involucrando fuertemente en las hermandades. Realmente son nuestro futuro. Alvaro es claro ejemplo de ello, sabiendo que para aprender es necesaria una buena dosis de humildad. Amigo Alvaro, sigue en ese camino. Gracias.

Entrevista realizada por Zulema Sánchez Gutiérrez
Ayamonte, marzo de 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

"Yo soy la resurrección. El que crea en mí, aunque muera vivirá..."(Jn 11)